SERVICIOS SOCIALES

SERVICIOS SOCIALES

  •    
    Los servicios sociales comprenden: atención a los ancianos, apoyo a familias uniparentales, a niños y a adolescentes, prevención y tratamiento de la drogadicción, y asistencia a los inmigrados.
  • Cortesía: Hospital Shaare Zedek, Jerusalén
     
    El amplio sistema de servicios sociales de Israel se basa en una legislación que garantiza al ciudadano una variedad de servicios a nivel nacional o local. Estos comprenden: atención a los ancianos, apoyo a familias uniparentales, a niños y a adolescentes, prevención y tratamiento de la drogadicción, y asistencia a los inmigrados. Los servicios correccionales abarcan la supervisión de adultos y jóvenes en libertad condicional, programas de lucha contra el ausentismo escolar, así como internados y servicios de observación para jóvenes en peligro. Los servicios para personas con discapacidades físicas incluyen talleres protegidos, y programas de asistencia material y económica. Las personas con discapacidades mentales son atentidadas mediante diversos programas comunitarios o en instituciones especializadas.
     
     
     
  •  
  • Administración

  •  

    En virtud de la Ley de Bienestar Social (1958), los municipios deben mantener un departamento encargado de asuntos sociales, cuyo presupuesto es financiado en sus tres cuartas partes por el Ministerio de Bienestar y Servicios Sociales. Los servicios de carácter nacional, tales  como adopción, supervisión de libertad condicional e instituciones para los mentalmente discapacitados son mantenidos y administrados directamente por el Ministerio. A éste incumbe también fijar la política de servicios sociales, proponer la legislación pertinente, elaborar los reglamentos para su aplicación, y supervisar los servicios proporcionados por instituciones privadas y públicas.


  • Personal de los servicios sociales

  •  

    En la mayoría de las universidades funcionan escuelas de servicio social que otorgan títulos de primero y segundo ciclo y combinan el estudio teórico con la labor de campo. Existen además programas estatales de formación para personal de cuidados infantiles y para ayudantes en trabajo social,  así como para actualizar los conocimientos del personal en servicio.  Los trabajadores sociales realizan su labor en oficinas de atención al público, centros comunitarios, servicios de asistencia a inmigrados, centros de atención materno-infantil, escuelas, fábricas y hospitales.

     

     
     

     

  • Tercera edad

  •  

    Los cuidados y servicios a los ancianos son hoy un componente principal de las actividades de los servicios sociales. La proproción de ancianos (de más de 65 años) dentro de la población de Israel se ha duplicado desde la independencia, hasta alcanzar en la actualidad el 10% del total de población. Buena  parte de este aumento se debió a las grandes olas de inmigración de los años 50 y 90. En esta última llegaron a Israel más de un millón de inmigrantes de los países de la ex Unión Soviética, con más de un 12% de ancianos. Muchos de los que tenían edad de trabajar no llegaron nunca a aprender hebreo ni lograron incorporarse a la fuerza laboral del país y ahorrar para la edad de jubilacjón. Por ello, muchos ancianos de Israel, el 13% de los cuales sufren de alguna discapacidad, dependen de la ayuda familiar o comunitaria.

    Si bien la planificación y supervisión de los servicios sociales están a cargo del Ministerio de Bienestar y Servicios Sociales, son los departamentos municipales correspondientes los que los proporcionan. Los servicios municipales para personas de tercera edad, cuyo objetivo principal es mantener la autonomía del anciano en su hogar, incluyen la evaluación de las necesidades, efectuada por un trabajador social, la ayuda a las familias que cuidan personas mayores, el mantenimiento de clubes de tercera edad, la distribución de comidas a ancianos imposibilitados, la asignación de viviendas protegidas, los hospitales de día, la distribución de equipo médico, y los servicios de movilidad.  El mayor énfasis se pone en los grupos de alto riesgo, tales como personas sin familia o sin ingresos suficientes.​