ENTRE LAS NACIONES: Oriente Medio

ENTRE NACIONES: Oriente Medio

  •   El Oriente Medio y Noráfrica
  •    
    Israel y Egipto firmaron un tratado de paz en 1979, poniendo así término a 30 años de constante hostilidad y cinco costosas guerras. ​​​​​​​​​​​​​
  •  
     


     
  •  
  • Egipto

  •  
    Prime Minister Ehud Olmert with Egyptian President Hosni Mubarak (Photo: GPO / Moshe Milner)
    El ex Primer Ministro Ehud Olmert con el ex Presidente de Egipto Hosni Mubarak (Foto: OPG / Moshe Milner)

    Israel y Egipto firmaron un tratado de paz en 1979, poniendo así término a 30 años de constante hostilidad y cinco costosas guerras. El tratado fue precedido por la visita del presidente Anwar Sadat a Jerusalén (1977), a invitación del primer ministro Menahem Begin, y de la firma de los Acuerdos de Camp David (1978), que sentaron las bases de la paz entre Egipto e Israel y entre Israel y sus demás vecinos. Los acuerdos se refirieron también a la necesidad de solucionar el problema palestino, luego de una fase interina de cinco años de autonomía para los habitantes árabes palestinos de Judea y Samaria (la Cisjordania) y de la Franja de Gaza. El presidente Sadat y el primer ministro Begin fueron galardonados conjuntamente con el Premio Nobel de la Paz por este logro.

     

    El tratado de paz entre Israel y Egipto consta de varios elementos principales, incluyendo la terminación del estado de guerra y de los actos o amenazas de beligerancia, hostilidad o violencia; el establecimiento de relaciones diplomáticas, económicas y culturales; eliminación de los obstáculos al comercio y a la libertad de movimiento; y la retirada de Israel de la península del Sinaí, con arreglos de seguridad acordados y zonas de limitación de fuerzas militares.. Israel finalizó su retirada del Sinaí (1982) de acuerdo a los términos del tratado, renunciando a bases militares estratégicas y a otras ventajas en favor de la paz.

     

    A pesar de que Egipto fue boicoteado por otros estados árabes después de la firma del tratado, todos ellos han restablecido desde entonces sus relaciones con Egipto y reabierto sus embajadas en El Cairo. La sede central de la Liga Arabe, que fue transferida a Túnez, fue reinstalada en El Cairo a comienzos de la década del 80.

     

    Al tener que superar 30 años de desconfianza y hostilidad, la normalización de las relaciones entre Israel y Egipto es un proceso largo y arduo. No obstante, ambos países mantienen embajadas y consulados y regularmente tienen lugar encuentros entre ministros y altos funcionarios.

     

    A raíz del estallido de la violencia palestina (septiembre del 2000), las relaciones se enfriaron considerablemente y Egipto retiró su embajadore (lo devolvió a comienzas de 2005). No obstante, el comercio y la cooperación continuaron y la comisión militar conjunta sigue reuniéndose regularmente. A raíz de la desconexión israelí de la Franja de Gaza, a la que Egipto otorgó su apoyo, las relaciones han mejorado.


     
  • Jordania

  •  
    Prime Minister Ehud Olmert and Jordan's King Abdullah II (Photo: GPO/ Amos Ben Gershom)
    El ex Primer Ministro Ehud Olmert con el rey de Jordania Abdala II (Foto: OPG/ Amos Ben Gershom)

    El tratado de paz entre Jordania e Israel, firmado en octubre de 1994 en el puesto fronterizo entre Akaba y Eilat, fue precedido por un encuentro del rey Hussein con el primer ministro Itzhak Rabín en Washington tres meses antes, en el que ambos líderes proclamaron el término del estado de beligerancia entre sus dos países.

     

    Pese a haber estado de facto en guerra durante 46 años, Israel y Jordania mantuvieron durante todo ese período contactos secretos y concluyeron acuerdos de mutuo beneficio.
     
    La Conferencia de Madrid de 1991 condujo a conversaciones bilaterales públicas que culminaron en un tratado formal (1994) en el que ambos países se comprometieron a abstenerse de actos de beligerancia, aseguraron que dentro de su territorio no se originarían amenazas de violencia contra el otro país, que se esforzarían por impedir el terrorismo, y que actuarían conjuntamente para lograr la seguridad y la cooperación en el Oriente Medio, reemplazando los preparativos militares por medidas destinadas a crear confianza. Otras disposiciones incluyen una asignación convenida de recursos de agua, la libertad de ingreso para ciudadanos de ambos países, esfuerzos para aliviar el problema de los refugiados y cooperación en el desarrollo del Valle del Jordán.

     

    La frontera internacional delineada en el tratado ha reemplazado las líneas de cese de fuego de 1949 y está basada en la frontera vigente durante el Mandato Británico (1922-48). Con la ratificación del tratado de paz se establecieron relaciones diplomáticas plenas y, desde entonces, las relaciones entre Israel y Jordania han avanzado en forma constante.

     

    La base para la implementación del tratado de paz israelo-jordano quedó establecida con la firma y ratificación de 12 acuerdos bilaterales en las esferas económica, científica y cultural. Estos tratados sirven de base para relaciones pacíficas entre Israel y el Reino Hachemita de Jordania. La expresión más significativa de estas relaciones pacíficas son las “Zonas Industriales Calificadas”, que le permiten a Jordania, por medio de su cooperación con Israel, exportar a EE.UU. mercaderías libres de cuotas y de tarifas por valor de más de mil millones de dólares. Israel coopera además con Jordania en dos proyectos agrícolas y en salud pública.

     

    El rey Abdala II, que sucedió a su padre, el rey Hussein, en 1999, visitó Israel en abril del 2000.

     

    A raíz del estallido de la violencia palestina (septiembre del 2000) en los territorios, las relaciones con Jordania se enfriaron y Jordania retiró a su embajador. Ulteriormente, tuvo lugar un desarrollo gradual de las relaciones y Jordania devolvió a su embajador en el 2005.

     

    En junio del 2003, el rey Abdalla II fue el anfitrión de un encuentro cumbre en Akaba con el presidente Bush, el primer ministro Sharón y el presidente de la Autoridad Palestina Abu Mazen. En abril del 2004, el rey Abdalla II visitó al primer ministro Sharón en su residencia en el Néguev.


     
  • Estados del Golfo

  •  
    Como resultado del proceso de paz en el Oriente Medio iniciado con los acuerdos de Oslo, los estados del Golfo Pérsico demostraron interés, por primera vez desde 1948, en tener relaciones con Israel. A los contactos iniciales siguieron una serie de visitas recíprocas de funcionarios de alto nivel. En mayo de 1996, Israel abrió representaciones comerciales en Omán y Qatar para el desarrollo de las relaciones económicas, científicas y comerciales, con énfasis en la utilización de recursos hídricos, turismo, agricultura, productos químicos y tecnología de punta.
     
    Con el renovado estallido del terrorismo palestino en septiembre del 2000, las relaciones con los estados del Golfo se enfriaron. La representación comercial de Israel en Omán se cerró.

     


  • Paises del Magreb

  •  

    En 1994, tres estados árabes norafricanos - Marruecos, Mauritania y Túnez - se unieron a otros países árabes que habían elegido el camino de la paz y la reconciliación, estableciendo relaciones diplomáticas con Israel.

     
    Iniciadas por distintos caminos y a diversos niveles, las relaciones entre Marruecos e Israel se formalizaron cuando Israel abrió una oficina de enlace (noviembre de 1994) en la capital, Rabat. Cuatro meses más tarde, Marruecos abrió su oficina en Israel, estableciéndose así formalmente relaciones diplomáticas bilaterales.
     
    La república Islámica de Mauritania e Israel llegaron a un acuerdo en la Conferencia de Barcelona (noviembre de 1995) en presencia del ministro de Asuntos Exteriores de España, de establecer secciones de intereses en las embajadas españolas en Tel Aviv y Nuakchott, respectivamente. Mauritania abrió su misión diplomática en Tel Aviv (mayo 1996) y manifestó su interés de normalizar completamente las relaciones con Israel. En octubre de 1999, Mauritania pasó a ser el tercer país árabe (después de Egipto y Jordania) en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel.
     
    Siguiendo un cronograma establecido por Israel, Túnez y Estados Unidos (enero de 1996), Israel abrió una oficina de intereses en Túnez (abril de 1996) y Túnez lo hizo, recíprocamente, seis semanas más tarde (mayo de 1996).
     
    Las relaciones diplomáticas con los países moderados del Magreb son especialmente importantes debido al papel que juegan dichos países dentro del mundo árabe y también debido a la gran población israelí oriunda de los países norafricanos, que mantiene una relación emocional con los lugares en los que sus familias vivieron durante siglos. Esta afinidad puede conducir a relaciones más profundas y contribuir en forma práctica al proceso de paz.
     
    Después del renovado incremento del terrorismo palestino (septiembre del 2000), Marruecos y Túnez cortaron sus relaciones diplomáticas con Israel. No obstante, continúan algunas relaciones comerciales y de turismo, así como contactos en otras áreas.