ECONOMÍA: Sectores

ECONOMÍA: Principales Sectores

  •    
    Israel es en la actualidad un país industrializado, cuya producción se basa en una intensa y sofisticada labor de IyD y en la aplicación de procesos, maquinaria y herramientas altamente tecnificados.​​​​​​​​​​​​
  • icon_zoom.png
    icon_zoom.png
    ECONOMY: Sectors of the Israeli Economy ECONOMY: Sectors of the Israeli Economy
    Planta de extracción de magnesio del Mar muerto (cortesía de Israel Chemicals Ltd.)
     
    Tel Hai industrial park
    Parque industrial Tel Hai (cortesía de Tefen Industrial Park)

    Industria

    Israel es en la actualidad un país industrializado, cuya producción se basa, en la mayoría de los sectores inclusive los tradicionales, en una intensa y sofisticada labor de IyD (investigación y desarrollo) y en la aplicación de procesos, maquinaria y herramientas altamente tecnificados. Éste es el resultado de un proceso de desarrollo muy rápido e intenso.

     

    El sector industrial,  hoy dinámico y diversificado, evolucionó a partit de pequeños talleres creados a fines del siglo XIX para manufacturar implementos agrícolas y procesar productos agropecuarios. Dos causas principales llevaron a la transformación gradual de aquellos talleres en plantas industriales: la inmigración desde mediados de los años 30 de empresarios e ingenieros experimentados que huían de la Alemania nazi, y la demanda creciente de productos manufacturados durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), para abastecer a las fuerzas aliadas en la región, que necesitaban artículos diversos, en especial ropa y conservas, y satisfacer la demanda local de productos que no podían importarse de Europa debido a la guerra.
     
    Hasta los años 70 la producción industrial de Israel se concentró en los sectores llamados tradicionales: alimentación, textiles, confección, muebles, agroquímicos, productos farmacéuticos y químicos, caucho, plásticos y metalurgia,. En aquel período el país dedicó sus recursos ante todo a desarrollar la agricultura, las agroindustrias y las infraestructuras, así como a proporcionar empleo a un gran número de inmigrantes carentes de oficio.
     
    La siguiente etapa de industrialización se centró en el desarrollo y la producción de armamentos, que Israel necesitaba para su defensa. El proceso se aceleró ante el embargo a la venta de armas a Israel, aplicado por los pricipales paises productores, que hacía peligrar la supervivencia del país. La fuerte inversión en las industrias aeronáuticas y de armamento creó nuevas tecnologías que sentaron las bases de las industrias de alta tecnología de Israel, tales como electrónica, equipos médicos, software y hardware de computadoras, telecomunicación, etc. En los años 80, israelíes que habían estado trabajando en el Silicone Valley de California regresaron a Israel, donde establecieron centros de desarrollo de grandes empresas tales como Intel, Microsoft e IBM. En la siguiente década llegó a Israel una ola migratoria de los países de la ex Unión Soviética, con una alta proporción de científicos, técnicos y personal médico, que dio un nuevo impulso a la industria israelí, llevándola a su actual nivel de sofisticación, con su variedad de productos de exportación.
     
    Como Israel carece de recursos naturales y materias primas, su única ventaja relativa radica en su fuerza de trabajo altamente calificada, sus institutos científicos y sus centros de IyD. Actualmente la industria israelí se concentra en la producción de artículos de alto valor agregado, desarrollando productos basados en creatividad científica e innovación tecnológica.

     

    Principales indicadores por sector economico 


    A diferencia de la mayoría de las economías desarrolladas, en las que el número de empleados en la industria permaneció estable o disminuyó a comienzos de la década de los 90, en Israel siguió aumentando, con más de 25 por ciento de la fuerza de trabajo empleada en la industria de alta tecnología.
     
    Durante las últimas dos décadas, se han hecho avances a nivel internacional en los campos de la electrónica médica, la agrotecnología, las telecomunicaciones, los productos químicos de calidad, la computación y el tallado y pulido de diamantes. En el año 2008 la industria manufacturera empleaba 384.000 personas (la tasa de las que poseían educación superior era superada sólo por las fuerzas laborales de EE.UU. y Holanda). Había unas 11.000 plantas industriales que produjeron más de U$S 58.000 millones, más de la mitad para la exportación.

     
  •  
  • Industrias de tecnologías de punta

  •  

    Las tasas de crecimiento más rápidas (un promedio del 8% anual en los últimos años) se han dado en las industrias de tecnologías de punta, que exigen altos niveles de capitalización y de tecnología, junto con  técnicas de producción sofisticadas, así como un esfuerzo considerable en IyD (investigación y desarrollo, en los que Israel inviete el 4,4 por ciento del PIB, una de las más alta tasas del mundo). La calidad de la IyD en Israel es, según expertos de la ONU, una de las diez primeras del mundo. Los logros en este campo se han alcanzado merced al apoyo de los institutos de investigación académica, que proporcionan gran parte de la IyD básica, y a considerables aportes de capital riesgo.

    ​El crecimiento de las industrias de alta tecnología puede ser ilustrado por los siguientes datos: en 1965 generaban sólo el 37% del producto industrial, el 58% en 1985,  y cerca del 70% en 2006. 

    Casi el 80% de los productos de alta tecnología se exporta, mientras que las industrias del sector tradicional, de más baja tecnología, exportan sólo como un 40 % de sus productos. Las exportaciones de alta tecnología se cuadruplicaron de US$ 3.000 millones en 1991 a US$ 12.300 millones en 2000 y en 2006 alcanzaron US$ 29.000 millones (más otros US$ 5.900 millones exportados en servicios de alta tecnología). Contribuyendo 17,3 por ciento del PIB del sector empresarial, la industria de alta tecnología emplean 204.000 personas, y sus exportaciones fueron de cerca de $ 16 mil millones. Más del 90 por ciento de los presupuestos públicos para IyD ($ 7 mil millones en 2006) se destinan a industrias de alta tecnología, gran parte de los cuales se canaliza a través de conjuntos de fondos de capital riesgo.

    En los últimos años el gobierno ha percibido buenos dividendos por su participación en dichos fondos, muy por encima de la devolución de los préstamos otorgados a empresas startup exitosas. Israel tiene acuerdos para el financiamiento conjunto de proyectos de IyD con los Estados Unidos, Canadá, Italia, Bélgica, Austria, Francia, Suecia, Alemania, Holanda, Irlanda, Portugal, España, India, Turquía y, China.

    La era de la tecnología de información (Internet, comercio electrónico, etc.)  ha colocado a la economía israelí, y particularmente a sus industrias de alta tecnología, en la primera línea del desarrollo mundial en dichas áreas. Varias empresas israelíes reconocidas internacionalmente han sido adquiridas por importantes consorcios, en transacciones multimillonarias. 
    El número de empresas startup en Israel es muy alto, debido al talento innovador de los israelíes, aunado a la disponibilidad de una mano de obra altamente calificada. La creciente presencia de firmas israelíes en las bolsas de valores de Wall Street y de Europa es una manifestación más de la posición que se ha conquistado la industria israelí de alta tecnología.

     

  • La industria diamantera

  •  

    Israel es uno de los principales centros mundiales de corte y pulido así como de comercio de diamantes. para joyería. La industria diamantera israelí goza de excelente reputación. Las gemas que vende están garantizadas como genuinas y no procedentes de zonas de conflictos (no incluyen “diamantes de sangre”).

    La industria del diamante de Israel ocupa además un lugar de liderazgo mundial en el uso de tecnologías de punta, que le permiten obtener el mejor rendimiento de los diamantes brutos. Las amplias existencias de los productores locales, así como la importanción libre de impuestos de diamantes brutos y pulidos le permiten ofrecer precios competitivos. La bolsa de diamantes de Israel, que es la mayor institución de su género del mundo, acomoda bajo un mismo techo todas las funciones y necesidades de los compradores de diamantes.
     
    En el año 2008 las exportaciones de diamantes alcanzaron US$ 9.400 millones. Aunque la industria fue gravemente herido por la recesión durante el año 2009, los datos preliminares muestran que la demanda global recogido durante el año 2010 y que los niveles de exportación vuelven a los niveles anteriores.

    Durante el año 2009 Israel exportó la mayor parte de sus diamantes a los EE.UU., y un número similar fue enviado a Hong Kong.. Otros clientes importantes son Bélgica y Suiza.
     
     
  • El sector agropecuario

  •  
    Advanced irrrigation methods
    Riego por métodos avanzados (Foto: Shai Ginott)

    El sector agropecuario israelí se caracteriza por un sistema de producción intensiva, derivado de la necesidad de superar la escasez de recursos naturales, en especial agua y tierra arable. El aumento constante de la producción agropecuaria es el fruto de la estrecha cooperación entre investigadores, agricultores y agroindustrias.  Juntos desarrollan y aplican nuevos métodos en todos los ramos agropecuarios. Gracias a ello prospera una agricultura moderna en un país del que más de la mitad es desierto.

    Al haber tenido que luchar con un entorno hostil y una escasez de agua extrema, la experiencia así adquirida por los agricultores y científicos isralíes es especialmente pertinente para los países en desarrollo. El éxito logrado se debe a la determinación e inventiva de agricultores y científicos que se han dedicado a desarrollar una agricultura floreciente, demostrando de paso al mundo que el valor real de la tierra depende de cómo se utiliza. La cooperación estrecha entre la IyD y la industria ha permitido establecer empresas productoras de equipos agropecuarios de todo tipo – en especial en materia de agua y riego – así como de agroquímicos, semillas,etc., que se exportan al mundo entero. 
     
    La agricultura en Israel es la historia exitosa de una lucha larga y dura contra condiciones adversas, en la que se procuró aprovechar al máximo escasos recursos de tierra y de agua (incluida la proveniente de modernas plantas de desalación, cuya tecnología se está exportando con éxito). Cuando los judíos empezaron a reasentarse en su patria histórica a fines del siglo XIX, sus primeros esfuerzos se dirigieron – sobre todo por razones ideológicas - a convertir los eriales que allí encontraron en tierras productivas. El secreto del éxito de la agricultura israelí radica en la estrecha interacción entre los agricultores y centros de investigación estatales, que cooperan en el desarrollo e introducción en todos los ramos de producción agropecuaria de métodos sofisticados, avances tecnológicos, nuevas técnicas de regadío e equipo agromecánico innovador.
     
    Desde que Israel obtuvo su independencia en 1948, el área total cultivada se ha multiplicado por 2,6, llegando a alrededor de 500.000 hectáreas. El área irrigada se octuplicó hasta mediados de los años 80, llegando a unas 250.000 hectáreas. Desde entonces, a consecuencia de la escasez de agua y de una urbanización intensiva, se ha reducido a menos de 210.000 hectáreas. Durante el último medio siglo el nümero de poblados agrícolas aumentó de 400 a 750, pero al mismo tiempo la población agrícola del país disminuyó del 12 por ciento del total a menos del 5%.
     
    Hoy en día la producción agropecuaria de Israel cubre la mayoría de las necesidades alimentarias del país, completada por algunas importaciones, principalmente de cereales, semillas oleaginosas, carne, café, cacao y azúcar, que son financiadas con creces por las exportaciones agrícolas. La producción israelí comprende básicamente productos lácteos y avícolas, así como una gran variedad de verduras, frutas y flores precoces, producidas en las regiones cálidas del país, que les otorgan ventaja en los mercados de Europa. Durante los meses de invierno, Israel es el invernadero de Europa, a la que exporta melones, tomates, pepinos, pimentones, fresas, kiwi, mangos, paltas (aguacates) y una amplia variedad de cítricos, así como flores, en especial rosas de tallo largo y claveles.
     
    La parte de la producción agrícola en el PNB disminuyó del 11% al 2,6% de 1950 a 2008. El peso de  de las exportaciones agrícolas dentro del total descendió del 60 % a menos del 2 porciento, a pesar de un aumento absoluto en las exportaciones de US$ 20 millones en 1950 a US$ 1.000 millones en 2006, que se logró, entre otras cosas, gracias a la introducción de tecnologías avanzadas de producción agropecuaria y a la orientación de la agricultura hacia la exportación.

  • Construcción

  •  

    En los primeros años del estado, la construcción para fines residenciales representaba el 84% del total de las obras. Posteriormente, fluctuó entre el 70 y el 75% hasta 1991, cuando aumentó súbitamente al 86%, para responder a las necesidades de una amplia ola de inmigración. A la vez, el producto del sector de la construcción aumentó marcadamente en 1991, un año en que el número de unidades de vivienda empezadas a construir alcanzó un récord de 83.500. Desde entonces este número ha bajado constantemente, hasta 29.000 unidades en 2004. El récord del número de unidades completadas fue de  70.100 en 1992, disminuyendo a 31.700 en 2005. El sector de la construcción, considerado en una época como motor de la economía y barómetro de la actividad económica, contribuyó al PIB en 2006 con sólo el 5%, frente al 30% en 1950.

    Si bien en un principio casi toda la construcción se efectuó por iniciativa y con inversión del Estado, la parte de éste disminuyó gradualmente de 1958 a 1989 del 67 al 16 por ciento.  A comienzos de la década de 1990 aumentó nuevamente, en forma temporal, cuando el sector privado no pudo responder a la demanda causada por la repentina llegada de cientos de miles de inmigrantes. En los últimos años el aumento general del nivel de vida (junto con una demanda de propiedades en Israel por parte de no residentes) parece estar indicado por un aumento rápido en la clase más cara de apartamentos, sobre todo en altamente codiciados barrios en ciudades como Tel Aviv y Jerusalén.
     
    Empresas israelíes se cuentan entre las más destacadas del mundo en el diseño y producción de piezas prefabricadas y componentes metálicos tales como puertas, ventanas, equipos sanitarios, grifería y accesorios diversos. Estos artículos se comercializan en todo el mundo y su pueden encontrar en sitios de obras en todos los continentes.​

     

  • Transportes y comunicaciones

  •  

    La importancia del sector de transportes y comunicaciones de Israel supera con creces su parte en las estadísticas económicas, por tratarse de una industria de infraestructura que sirve a todas las demás ramas de la economía, así como a las economías domésticas. Es un sector más bien de servicios que de producción, y está creciendo, como en todas las economías modernas, a un ritmo más rápido que las industrias de producción. En los últimos años se registra un considerable crecimiento en la parte de la aviación de este sector (gracias a un aumento paralelo en el turismo), pero el crecimiento del sector de comunicaciones ha sido aun más rápido.

    La contribución al PIB del sector de transportes y comunicaciones en 2006 fue del 7%. Este sector generó el 8% de las exportaciones de mercaderías y servicios y empleó el 5% de la fuerza laboral del país. La contribución al PIB  se distriuyó así: transporte terrestre, 36%; transporte marítimo y  aéreo, 20%; comunicaciones, 39%  y el resto en diversos servicios.
     
    Desde comienzos de los años 50, el tonelaje bruto total de la marina mercante se ha decuplicado, en tanto que en las líneas aéreas el númer de vuelos y de pasajeros se ha multiplicado por más de cien. Durante el mismo período la longitud de la red de carreteras se ha duplicado, el número de autobuses se ha más que triplicado y el de camiones se ha multiplicado por diez.

  • Turismo

  •  
    Jerusalem: Jazz band in Nahalat Shiv'a (Photo: Ministry of Tourism)
    Banda de músicos en una calle de Jerusalén (Foto: Ministerio del Turismo)

    Los turistas se ven atraídos por la diversidad geográfica de Israel, los sitios arqueológicos y religiosos, el casi ilimitado sol y las modernas instalaciones balnearias en el Mediterráneo, el Lago Kinéret (Mar de Galilea), el Mar Rojo y el Mar Muerto.

    En el año 2000, el número de turistas que visitaron el país fue el mayor de su historia:  2,41 millones, en comparación con 33.000 en 1950, 118.000 en 1960, 441.000 en 1970, 1,18 millones en 1980 y 1,34 millones en 1990. Esta cifra se superó en 2008 cuando Israel abrió sus puertas a más de 3 millones de turistas.
     
    Número de visitantes sigue aumentando. En el primer semestre de 2010, 1,6 millones de turistas visitaron Israel, el 39 por ciento más que en el mismo período del año pasado, y 10 por ciento más que en 2008. Los estadounidenses representan el 21 por ciento de los turistas en Israel, con los rusos representan el 15 por ciento y otros países europeos que forman gran parte del resto.
     
    En 2006 el turismo proporcionó ingresos en divisas de US$ 2.800 millones, el 5 % del ingreso total por exportaciones y el 16,8% de la exportación de servicios. En el primer semestre de 2010, el turismo receptivo trajo en aproximadamente $ 1,55 mil millones.

    Aunque esta industria contribuye con menos del 3% al PNB, tiene un valor agregado en moneda extranjera del 85% (el mayor valor agregado de todas las industrias de exportación del país), y emplea unas 80.000 personas. El turismo, con su considerable potencial, es un factor importante en los planes de desarrollo económico de Israel.