CULTURA: Cine

CULTURA: Cine

  •    
    El cine en Israel ha tenido un importante desarrollo desde sus comienzos en la década del 50. ​​​​​​​​​​​​​​​​​
  • Cortesía de la Escuela Ma’ale, de televisión, cinematografía y artes
     
    Israeli cinema
    Fotos cortesía de la Escuela Ma’ale, de televisión, cinematografía y artes
    Israeli cinema

    El cine en Israel ha tenido un importante desarrollo desde sus comienzos en la década del 50. Mientras que las primeras películas producidas y dirigidas por israelíes, como “La Colina 24 no contesta” y “Eran diez”, tendían, al igual que la literatura, a inscribirse en el heroico patrón de aquel período, algunos filmes recientes están profundamente arraigados en la experiencia israelí, como la de los sobrevivientes del Holoausto y sus hijos (“El Verano de Avia” de Guila Almagor y su continuación, “A la Sombra del Domen”) y las tribulaciones de los inmigrantes (“Shjur”, dirigida por Jana Azoulai y Shmuel Hasfari, “Café con limón”, dirigida por Leonid Gorivets).

    Otras reflejan una orientación más directa hacia la realidad actual israelí, ya sea tratando el tema de la confrontación árabe-israelí (el filme de Uri Barabash “Detrás de las Rejas”) o colocadas en el contexto de una sociedad universalista, algo alienada y hedonista (“Una Canción de Sirena”, “La Vida según Agfa”, “Historias de Tel Aviv”).

    En 2009, la película árabe-israelí "Ajami", ambientada en un barrio pobre árabe en Yafo, obtuvo una nominación para el Oscar al Mejor Película en Lengua Extranjera. Fue la primera película principalmente en lengua árabe que Israel presentada para la adjudicación y el tercer año consecutivo en el que una película israelí ganó una nominación al Oscar.

    Un año antes, la película de animación de Ari Folman, "Waltz with Bashir" cosechado reconocimiento internacional por su retrato de las experiencias del director en la Guerra del Líbano de 1982. Premios de la película incluyen el Globo de Oro al Mejor Película en Lengua Extranjera y una nominación al Oscar.
     
    En los últimos años el cine israelí ha dado un salto adelante, con películas tales como “La Hoguera” de Joseph (Yossi) Cedar, que trata de una familia religiosa de Jerusalén en los años 80 luchando por restablecer la dinámica familiar después de la muerte del padre. "Alas Rotas", de Nir Bergman, galardonado con varios premios, también se centra en la crisis de una familia al morir el padre y en la necesidad de la aceptación. “Donde acaba el mundo, a la izquierda” trata de amistades transculturales insólitas en un pueblo de inmigrantes en el desierto. “Aviva mi amor” ganó diez premios en Israel, Shanghai y Tokio. 

    Eytan Fox es otro director notable y popular. Entre sus filmes se cuentan “La Burbuja”, que explora la vida relajada de Tel Aviv sobre el trasfondo del conflicto árabe-israelí, “Yossi y Jagger” centrado en el amor y el deseo homosexual entre militares y “Caminar sobre las aguas”. Fox dirigió también la serie televisiva “Florentín” (1997) que describe a jóvenes israelíes desilusionados que viven en un barrio elegante decaído de Tel Aviv. 

    Poster of the film "Beaufort", Nominated for an Academy Award as the best foreign-language film
    Poster del filme “Beaufort”, candidato al premio de la Academia a la mejor película de lengua extranjera (Cortesía de los productores de “Beaufort")

    En 2007 más películas israelíes obtuvieron premios en el exterior que en cualquier año anterior. Joseph Cedar ganó el premio al mejor director y 11 premios más en el Festival de Cine de Berlín por su filme “Beaufort” acerca de la primera guerra del Líbano. Éste fue también nominado por la Academia de Artes Cinematográficas de Los Ángeles para un Oscar en la categoría de películas extranjeras.

    El director Dror Shaul fue galardonado con el premio más prestigioso del Festival norteamericano de Cine Sundance por “Adamá Meshuga’at”, una película sobe la vida en el kibutz.. David Volach ganó el primer premio para largometrajes extranjeros en el Festival Tribeca de Nueva York con "My Father, My Lord", que muestra a una familia ultra-orthodoxa en sus vacaciones de verano, y “Meduzot”, dirigida por el novelista  Etgar Keret y Shira Geffen, recibió el premio Caméra d'Or en Cannes.

     
    Otro éxito imprevisto lo obtuvo “La visita de la banda de música”, de Eran Kolirin, el relato (imaginario) de la llegada a Israel de la charanga de la policía egipcia, que se pierde en camino y descubre aspectos insólitos del país. El filme obtuvo tres galardones en el Festival de Cannes: El Premio de los Críticos, el Premio juvenil y el Premio Coup de Cœur – Un Certain Regard. La actriz israelí Hanna Laslo obtuvo el premio a la mejor actuación por su papel en la película del director israelí Amos Gitai “Zona Libre” en el 58 Festival de Cannes en 2005. Otros filmes y cineastas israelíes han ganado premios internacionales en los últimos años.
     
    Las exportaciones cinematográficas crecen anualmente, a medida que más películas israelíes tienen éxito en el exterior y más producciones extranjeras y coproducciones se filman en el país. El Centro Israelí de Cine, una división del Ministerio de Industria y Comercio, promueve las filmaciones en Israel tanto de productores locales como extranjeros, y proporciona servicios, desde contactos profesionales hasta incentivos financieros.
     
    Eventos tales como el Festival de Cine Israelí, en la Cinemateca de Jerusalén, y los de sus homólogas en Haifa y Sderot, combinados con festivales de cine israelí en el extranjero, están haciendo descubrir la cinematografía israelí a círculos cada vez más amplios de aficionados a este arte.

     

    Israeli cinema
    Fotos cortesía de la Escuela Ma’ale, de televisión, cinematografía y artes
    Israeli cinema

    La recién renovada Cinemateca de Jerusalem contiene un archivo de miles de películas, una biblioteca de consulta y salas de proyección y de exposiciones. Ofrece proyecciones regulares, por lo general en ciclos temáticos realizados en cooperación con embajadas, instituciones culturales u organizaciones cívicas, y de ser posible, con la participación del guionista, el director o los protagonistas. Desde 1984 presenta un festival anual, no competitivo, de cine que trae al país muchas producciones de cine y de video de calidad. Sus cursos educacionales para adultos tienen gran asistencia, y los programas con escolares de Jerusalem estimulan el análisis crítico de ese medio tan popular.

    La Cinemateca tiene sucursales en Tel Aviv y en la pequeña ciudad de Rosh Pina, en Alta Galilea. Las salas de cine selecto siguen siendo populares en Israel, en especial a través de la cadena Lev, que ofrece proyecciones de filmes escogidos, en locales pequeños en todo el país.

     
    La Filmoteca Spielberg de la Universidad Hebrea de Jerusalén es el mayor archivo del mundo de material filmado sobre temas judíos y sobre la vida en Israel. La administran conjuntamente la Universidad y el Archivo Sionista Central. Su actividad principal consiste en reunir, conservar y catalogar películas judías, que pone a disposición de investigadores y de autores y productores de cine y televisión en todo el mundo.
     

     

     
  •