Janucá

Janucá  5774

  •   Judaísmo
  •    
    Janucá 5774 fiesta judía de las luces
  •  
     
    Januca, llamada la «Fiesta de las luces», se celebra durante 8 días, en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II AEC.

    La tradición judía habla de milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del Templo durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite, que alcanzaba solo para uno. Esto dio origen a la principal costumbre de la festividad, que es la de encender, en forma progresiva, un candelabro de nueve brazos llamado Janukiá (uno por cada uno de los días más un brazo «piloto»). Este año 2013, la primera vela de la festividad se enciende al atardecer del 28 de noviembre (25 de Kislev), y s...e extiende hasta el 5 de diciembre.

    El nombre Janucá que significa 'dedicar' o 'inaugurar'. En la Janucá, los judíos recobraron el control de Jerusalén y reinauguraron el Templo.

    El milagro de Janucá está descrito en el Talmud. La Guemará, en el Tratado de Shabat, mientras habla sobre las velas de Shabat se refiere al tema de las velas de Janucá y dice que después de que las fuerzas de Antíoco IV fueran expulsadas del Templo, los Macabeos descubrieron que casi todo el aceite ritual había sido profanado. Ellos encontraron una sola vasija con el sello del Sumo Sacerdote todavía intacto, con suficiente aceite como para mantener encendida la Menorá en el Templo durante un solo día. Los Macabeos utilizaron este aceite y, milagrosamente, el mismo ardió durante ocho días (el tiempo que tomaba preparar aceite nuevo).

    El Talmud presenta tres opciones:

    1.La ley requiere solamente una luminaria cada noche en cada hogar,
    2.Una mejor práctica es la del encendido de una luminaria cada noche por cada miembro del hogar,
    3.La mejor de las prácticas es la de variar el número de luminarias a encender en cada noche.

    Las luminarias deben ser ubicadas fuera de la puerta del hogar, en el lado opuesto al de la Mezuzá, o en la ventana más cercana a la calle, salvo en épocas en las que los judíos son víctimas de persecuciones. Rashi, en su comentario sobre la página 21b del Tratado de Shabat, dice que la intención de esta ubicación es la de hacer público el milagro ocurrido.

    #calendario#
    Afficher la suite