Mensaje del portavoz de Israel, sobre acuerdo entre Argentina e Irán

Nuevo acuerdo entre Argentina e Irán AMIA 

  •   Mensaje del portavoz de Israel, sobre acuerdo entre Argentina e Irán AMIA 
  •    
    Israel decepcionado por el acuerdo entre Argentina - Irán
    Así no se hará justicia
    Ministerio de Relaciones Exteriores, Jerusalén
    Oficina del Vocero
    Jerusalén, 28 de enero, 2013
    El acuerdo entre Argentina e Irán fue recibido, en Israel, con asombro y provocó una profunda decepción.  El Embajador argentino en Israel será convocado al Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalén para brindar explicaciones por este  último movimiento de su gobierno. La Embajadora de Israel en Buenos Aires, Sra. Dorit Shavit, solicitará una reunión con el Canciller argentino, Héctor Timerman, a fin de esclarecer las motivaciones para ese  movimiento.
    Apenas se iniciaron los contactos,  entre Argentina e Irán, solicitamos  ser actualizados respecto a los debates. No recibimos  ninguna respuesta por parte de las autoridades argentinas.
    Israel está clara y lógicamente preocupado por ese asunto. El atentado de 1994 contra la AMIA, el Centro de la Comunidad Judía, ocasionó 85 muertos y cientos de heridos, judíos y no – judíos  por igual. Aunque el atentado tuvo lugar en suelo argentino y el blanco fueron ciudadanos argentinos, los hallazgos de la investigación por parte de autoridades argentinas, plantearon la clara similitud con el atentado contra la Embajada israelí en Buenos Aires, ocurrida  dos años antes.
    La relación comprobada entre ambos atentados nos otorga el derecho natural de seguir las investigaciones y esperar que, perpetradores y patrocinadores,  sean llevados ante la justicia, en particular  en tiempos en que sufrimos de la plaga del terror iraní en todo el mundo.
    Las autoridades argentinas señalaron  a Irán como  patrocinador del atentado, y tomó – con Interpol-   los pasos necesarios,  de acuerdo a sus hallazgos.
    Ahora, este reciente acuerdo, plantea serias cuestiones: establece una comisión cuyas recomendaciones son de carácter no-obligatorio, y proporciona - al país al cual apunta, es decir Irán-  toda la evidencia  y la capacidad de demorar, de manera indefinida, los trabajos de la Comisión.  
    Resulta dudoso si éste es el modo en que se hará justicia.
  •  
     
  •